Estás en esa etapa en que tratas de leer todo lo que puedes de UX, entender que hace un UX Designer y cómo convertirte en uno. Pero llega ese punto en donde aún con todo lo que has investigado queda esa sensación particular de que no tienes idea de que pasa en el día a día de un UX Designer.

Bueno, no te preocupes, porque acá te contamos como es un dia en la vida de un UX Designer.

Para mi personalmente una de las cosas más apasionantes de trabajar en UX, y diseño estratégico en general, es que los días típicos, nunca son tan típicos. Nuestro día suele ser tan distinto siempre que es difícil crear un “día modelo”. Así que más bien voy a contarles como son algunos tipos de días.

He acá algunos días de trabajo en la vida de un UX Designer. Claro, estos son días ejemplo, generalmente el día normal suele ser una combinación de un poco de cada uno de ellos.

  1. Día de obtener inspiración: Descubriendo necesidades y nuevas personas
  2. Día de generación de ideas: Buscando soluciones y explorando lo desconocido
  3. Día de producción y prototipado: Haciendo ideas tangibles rápido y eficientemente
  4. Día de pruebas con usuarios: Poniendo a prueba nuestras ideas y prototipos en la vida real

Día de obtener inspiración

En la mañana:

El primer día particular que puede ocurrir es el día de obtener inspiración. Y este día se trata de observar, escuchar, escuchar y escuchar; empatía, empatía y más empatía.

Es el día en que sales a la calle, te acercas a la gente, tratas de conocer sus necesidades, observas como se comportan, que es importante para ellos, como es su día a día. Es muy satisfactorio pasar una mañana conociendo gente nueva.

Algunas de las cosas que pueden ocurrir en un día como estos es tener que hablar con un montón de personas. Para esto generalmente tenemos ya un problema de diseño general y objetivos concretos que queremos conseguir.

Estas conversaciones pueden ocurrir de diversas formas, desde entrevistas a un solo usuario (generalmente usuarios extremos identificados previamente), una entrevista en grupo o una entrevista a expertos.

Lo ideal es poder llegar a utilizar métodos de etnografía, donde se observan las prácticas culturales de las personas y los grupos a los que pertenecen, tratando de estar en contacto directo con las personas a estudiar y así poder descubrir cosas que a siemple vista no son evidentes.

Durante estos procesos trato de anotar todo lo que sea relevante o llame mi atención.

En la tarde:

Si logramos hacer las entrevistas durante la mañana, al regresar a la oficina es necesario trabajar los datos para que sean analizables. Esto toma su tiempo.

No es necesariamente la parte más emocionante del día, pero es muy importante hacerlo bien. Una herramienta que utilizo mucho para esto es el “Rainbow SpreedSheet” que menciona Tomer Sharon, investigador en Google Search, se los recomiendo. Y si… las hojas de cálculo son parte del trabajo de un UX Designer.

Gran parte del objetivo de este día de obtener inspiración es identificar patrones y similitudes de la data generada en las entrevistas. Por eso el proceso de análisis es muy importante que todo el equipo esté involucrado.

Así que una vez que los datos están ordenados empezamos a buscar esos patrones que nos pueden ayudar a generar insights o revelaciones acerca de las necesidades del cliente o usuario.

Cuando sentimos que tenemos suficiente material congruente y que el conocimiento que hemos generado es suficientemente profundo, podemos pasar a la otra etapa del día, crear personas.

En lo personal me encanta este proceso. El generar personas a partir de la data que hemos logrado sintetizar nos permite diseñar luego soluciones específicas basadas en las necesidades más importantes de nuestro cliente.

Las personas se construyen tomando cuenta los insights generados durante el día, los perfiles de clientes que ya conocemos, datos demográficos, etc.

Dependiendo de cuánta información se haya recabado puedes pasar el día entero generando personas. Esto siempre lo hacemos entre varios, de hecho, un 60% de las actividades de un UX Designer suelen ocurrir trabajando en equipos.

Si nos da tiempo de crear las personas ese día, hacemos una reunión de resultados, donde presentamos a todo el equipo de trabajo las personas generadas, lo insights y los puntos clave que sabemos que hemos identificado.

Así termina el día con el material preparado como punto de partida para la generación de ideas.

Día de generación de ideas

Este tipo de día es de mis favoritos. Es cuando dejas salir toda tu imaginación, piensas fuera de la caja, tratas de generar la mayor cantidad de ideas posibles, te pones en los zapatos de las personas y buscas transformar el mundo en un mejor lugar, sin pensar en los límites de lo que exista.

Suena un poco loco, pero es así. Cuando generamos ideas, entre menos límites pongamos, más variedad y riqueza obtenemos. Luego pensaremos si es posible o no, pero acá lo importante es la cantidad y variedad.

La dinámica del día puede ser muy diferente. Siempre se parte de la información generada de los días de inspiración e investigación. A veces trabajamos con equipos pequeños, de 2 a 4 personas, pero otros días puede ser un taller co-creación con un grupo de más de 70 personas.

Algunos días es a nuestro equipo quien le toca generar ideas, pero en otros, más bien nos toca ayudar a otros a ser los generadores. Por ejemplo, durante 2 días completos, ayudamos a un equipo de 70 personas a generar ideas de cómo rediseñar la experiencia del cliente de su negocio.

En la mañana:

Empezamos con sesiones de Brainstorming. Acá se trata de generar la mayor cantidad de ideas posibles, sin pensar mucho en los límites operativos. Generalmente las primeras ideas suelen ser las más comunes. Pero conforme vamos generando más conceptos empiezan a aparecer las cosas realmente interesantes.

Si empezamos la sesión a las 9 am, generalmente terminamos a eso de las 11am o 12 am. Cuando creemos que las ideas tienen suficiente variedad y son interesantes, pasamos a priorizarlas y seleccionar con cuales ideas podemos empezar a trabajar.

Otra parte importante de estos días es generar los “Journey Maps” que son básicamente los puntos de contacto del cliente o usuario con nuestros servicios y marcas. Pensados desde el antes, durante y después de la experiencia.

Este paso es clave porque nos ayuda a entender en donde, durante el recorrido de la experiencia del cliente, están nuestras ideas. Además, nos ayuda a identificar cuales son los puntos clave de la experiencia del cliente.

Dependiendo del proyecto en particular, puede que se trabaje primero el Journey Map, antes del Brainstorming.

Durante la tarde

Durante la tarde, y cuando tenemos ideas ya depuradas, trabajamos los storyboards, que nos sirven para ver de forma más clara como vive el usuario o el cliente la experiencia, y como nuestras ideas vienen a modificarlo.

Para generar Storyboards no hay que saber dibujar bien, para nada. De hecho, es una etapa muy divertida del día, llena de garabatos y muñecos de palito.

Acá lo importante es visualizar cómo nuestras soluciones encajan en la vida de las personas, y como modifican la experiencia actual que las personas tienen.

El storyboard puede tener diferentes niveles de detalle, puede ser el paso a paso del uso de una aplicación, hasta el recorrido que hace un usuario de su casa hasta el trabajo en las mañanas.

Yo siempre necesito un receso para el café a eso de las 4 de la tarde, pero para ser honesto, cuando ya uno está inmerso en el proceso de ideación, muchas veces se olvida del tiempo y cuando se da cuetna ya se fue el día.

El objetivo de este día (que puede extenderse a varios días) es en primer lugar generar ideas con potencial, luego depurar esas ideas hasta decidir cuál o cuales ideas van a pasar del papel a las pruebas.

Cuando estamos seguros de que queremos probar, pasamos a nuestro siguiente tipo de día, el de producción y prototipado.

Día de producción y prototipado

Este es el día en que empezamos a traducir nuestras ideas en algo tangible. Acá las posibilidades son infinitas.

En la mañana:

Personalmente empiezo un día de producción repasando la investigación y la generación de ideas inicial. A nivel de prototipado hay una gran variedad de posibilidades. Es normal que lo primero que se piense sean interfaces o wireframes. Pero no es lo único.

Cuando hablamos de prototipos lo que buscamos es hacer tangibles las ideas que hemos tenido en nuestra etapa de ideación. Esas ideas pueden ser una interfaz de una app, un nuevo servicio o un producto tangible.

Así es que dependiendo del tipo de idea que estemos prototipando, así cambia un poco la dinámica.

Por ejemplo, para wireframes o interfaz de aplicaciones o sitios web suelo trabajar con hojas de papel y sharpies. Iterando diferentes ideas rápidamente.

Si estoy trabajando en un servicio posiblemente trabaje más con “post it´s” y diagramas de flujo. Si es un producto trato de tener materiales listos previamente, papel, cartulina, etc. Cuando son productos físicos siempre empezamos con bocetos preliminares.

Los prototipos suelen ser muy variados y generalmente las primeras versiones tratamos de que sean muy rápidas y fáciles de probar. Las primeras pruebas son internas con nuestros equipos de trabajo.

Durante la tarde

Cuando tenemos ideas claras en papel, por ejemplo, wireframes, que dependiendo del tipo de proyecto podríamos pasar a crear estos wireframes en prototipos más elaborados, con herramientas como illustrator, Invision, Photoshop, Axure, etc. Listo para poner en las manos de usuarios y experimentar con ellos.

Generalmente se nos va no solo un día, si no muchos en esta etapa.

Día de pruebas con usuarios

Este es el momento de la verdad, el día que llevamos nuestras ideas con los clientes y usuarios para ponerlas a prueba.

Esto puede pasar de un montón de formas. Pero les voy a contar como suele ser en general.

El día inicia unos días antes. Porque lo primero que tenemos que hacer es planear las pruebas. Por ejemplo, podría ser que queramos probar la interacción de un grupo de usuarios con una nueva app que estemos diseñando.

Podría ser que queramos probar prototipos en papel o ya acabados e interactivos, como wireframes o un nuevo servicio en una agencia de un banco, así que dependiendo lo que sea, el planeamiento puede cambiar mucho.

En la mañana.

Les voy a contar la última prueba de prototipos de una app en la que participe. Ese día convocamos a un grupo de 6 personas a las 9 am. Así que desde las 8 am habíamos probado los prototipos, en este caso interactivos, para asegurarnos de que funcionaran.

Igualmente, el espacio, las pruebas se graban y se observan para identificar el flujo de interacción del usuario con el sistema y ver que funciona y que no.

Estas pruebas ya tienen objetivos que buscamos identificar, por ejemplo, ¿Cuánto tiempo le toma a un usuario encontrar una funcionalidad? ¿Si al encontrarla entiende para qué sirve?, por mencionar algunos.

Así que durante la mañana hacemos que las personas interactúen con los prototipos, los observamos, los grabamos si es posible y esos insumos nos ayudan a identificar qué funciona y qué no.

Muchas veces se realiza “live prototyping” Es decir, a partir del feedback con un primer grupo de usuarios, se hacen cambios en los prototipos para ver como estos afectan la experiencia de un segundo grupo. Por eso se trata siempre de iniciar con prototipos que sean fáciles de adaptar.

Por ejemplo, en el rediseño de un servicio en una agencia bancaria, podemos probar un proceso en la mañana, evaluar los resultados y en la tarde, cambiar ajustar el proceso a partir del feedback recibido y para medir nuevamente como reacciona la gente.

De hecho, los prototipos con los que iniciamos el día suelen, en el 95% de los casos, acabar siendo distintos al final del día.

Supongamos que el día fue super eficiente. Y completamos todas las pruebas en la mañana (cosa que no siempre pasa, un día de pruebas suele ser de todo el día) En la tarde llevamos a procesar la información de las pruebas.

En la tarde

Tenemos observaciones escritas, datos estadísticos si usamos algún sistema de análisis (como Google Analytics u otros en prototipos interactivos), material en video, entrevistas, etc.

Así que al final de un día de pruebas se genera material suficiente para empezar otro día de investigación e inspiración. Donde procesamos y analizamos los datos para generar patrones e insights que nos ayuden a crear nuevas ideas.

Y si… luego viene de nuevo del día de ideación, y luego prototipado y… ¿creo que ya ven el patrón, verdad?

Nuestros días son muy iterativos, pasando de un proceso a otro, y siendo una combinación de las diferentes etapas del proceso de diseño. Por eso es difícil crear días típicos.

Nuestros días suelen ser muy diversos, lo que en lo personal me parece muy emocionante, porque todos los días estamos conociendo nuevas personas, descubriendo necesidades y creando soluciones para mejorar la calidad de vida de quienes nos rodean.

¡Ya sabes como es un dia en la vida de un UX Designer!

¿Qué piensas? ¿Te gustaría que tus días fueran así?